¿Qué color de suelo laminado elijo para mi casa de aspecto minimalista?

¿Qué color de suelo laminado elijo para mi casa de aspecto minimalista?

Seguro que tratas de descubrir qué tono y color le sienta mejor al suelo de tu hogar. No te preocupes, aquí lo descubrirás con todo lujo de detalles.

Los suelos de madera de tonos claros o beige claro.

El suelo laminado blanco es una opción muy popular, especialmente ahora que la decoración de estilo nórdico es tan popular. Reflejan bien la luz externa, por lo que su hogar parecerá más grande y brillante. Si tu casa es pequeña y no tiene suficiente luz natural, son la elección perfecta. Para que su hogar se vea demasiado frío, puede agregar colores pop a la pintura de la pared, los muebles y los textiles. ¿Tiene alguna objeción? Aunque esconden bien el polvo, las manchas oscuras como la suciedad serán más evidentes, por lo que en las casas de campo, necesitan un poco más de mantenimiento para mantenerlas limpias en todo momento.

Los suelos de madera de tonos marrones claros y cálidos.

También reflejan la luz y hacen de la habitación un espacio más grande. Al añadir algunos colores, también resultan más agradables que los suelos blancos, aportando vitalidad y optimismo al hogar. Una de sus ventajas más obvias es que sus suelos se notan menos que los suelos blancos o negros, por lo que si quieres un suelo todo terreno, elige un marrón de tono medio.

Los suelos de madera en tonos marrones oscuro

Los suelos oscuros aportan cierta calidez y clase, por lo que son ideales para habitaciones más amplias y grandes y volverlas más íntimas. Pero por si estás pensando en incorporar este tipo de suelos a tu espacio, procura que los muebles sean claros para poder contrastar con el suelo y evitar hacer la habitación más pequeña de lo que es.

Los suelos de madera o laminados de tono gris

Combina la polivalencia y la elegancia con cualquier tono cálido y frío presentes en la habitación. Además son muy fáciles de mantener limpios al igual que los marrones. Son ideales para hogares en donde tienen mobiliario antiguo, ya que este tipo de suelos de madera o laminado le aporta una estética más contemporánea.

Los suelos de madera o laminados negros

Es por excelencia lo que mejor representa el minimalismo, aunque no es apto para todos los espacios. Estos suelos aportan lujo y clase a tu hogar siendo una combinación perfecta con una decoración limpia y de líneas rectas, contrastando mucho si se tienen unas paredes blancas. El contra que presentan es que requieren más mantenimiento que cualquiera de los anteriores puesto que la suciedad se percibe antes. Es recomendable evitarlos en salidas y entradas propensas a ensuciarse rápidamente.